(52) 5523 3595 informacion@dwppon.com

  Sistema Eléctrico Aislado

          en Hospitales

 

Mantenimiento

 

 

 

Mantenimiento de Sistemas Eléctricos

Aislados en Hospitales

Este punto es de vital importancia para el buen funcionamiento del sistema eléctrico aislado y depende de que el cuerpo biomédico y el equipo médico reporten oportunamente cuando alguno de los indicadores ha dado la señal de alarma.

Para lograrlo, debe capacitarse al personal de que el monitor de aislamiento de línea es un dispositivo para prevenir una situación de peligro. Si este emite una alarma durante una intervención quirúrgica se podrá continuar con la operación, pero es indispensable reportarlo al departamento de mantenimiento.

La norma de la Secretaria de Salud NOM-SSA-3-2012 establece las características mínimas de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de atención médica especializada. En el apartado 5.1.13 indica que es necesario llevar a cabo el mantenimiento preventivo y correctivo de la infraestructura física, instalaciones, equipamiento electromecánico del establecimiento, de acuerdo con los estándares, su vida útil y las necesidades de la unidad operativa; asimismo, hay que registrarlo en las bitácoras de control.

El personal que opera los equipos está obligado a comprobar documentalmente haber recibido capacitación en el uso, conservación y mantenimiento de los equipos que opera, según corresponda. Por su parte, la NOM-001-SEDE-2012, en el artículo 517-160 establece que el sistema eléctrico aislado deberá probarse antes de su puesta en operación y después de que exista una falla que encienda la luz roja y opere la señal audible.

Específicamente en el artículo 517-160 se detalla las pruebas periódicas que son necesarias, bajo un programa y de modo que resulten aceptables a la autoridad competente, para asegurar que los sistemas se mantienen en condiciones adecuadas de funcionamiento. El sistema eléctrico aislado tendrá que probarse y registrar los resultados en la bitácora de control, tal y como lo señalan las secciones 5.1.5 y 5.1.13.1 de la NOM-016-SSA3 vigente.

A su vez, los sistemas eléctricos aislados con todos los circuitos alambrados, los contactos grado hospital y equipos fijos instalados deben ser probados antes de su puesta en operación, cuando exista evidencia de daño y después de cualquier reparación, en intervalos no superiores a seis meses, registrando los resultados de las pruebas en la bitácora de control permanente y constatando la fecha, cuarto o área de prueba, con la indicación si las partidas cumplieron o fallaron.

  Descripción de las Pruebas

a) Que la impedancia capacitiva y resistiva a tierra de cualquier conductor de un sistema eléctrico aislado debe exceder los 200,000 Ohms una vez instalado y, posteriormente, en uso.

b) Que el monitor de aislamiento de línea del sistema aislado no deberá alarmarse para corrientes peligrosas de falla de menos de 3.7 miliamperios ni para corrientes peligrosas totales en el umbral de los 5 miliamperios

c) Que los interruptores de falla a tierra y los contactos con este tipo de protección operen a menos de 6 miliamperios

d) Que la tensión medida bajo condiciones de no fallas, entre un punto de referencia a tierra y la superficie conductiva expuesta del equipo fijo instalado dentro de la vecindad del paciente, no exceda de 20 milivolts

e) Que el límite de la impedancia medida entre un punto de referencia a tierra y la terminal para conexión a tierra de los contactos instalados dentro de la vecindad del paciente sea de 0.1 Ohms

f) Que la corriente de fuga de los equipos de utilización conectados con cordón y clavija, utilizado en la vecindad del paciente, no exceda los 300 microamperios

g) Que los equipos conectados en forma permanente dentro de la vecindad del paciente, no exceda de 5 miliamperios, probados antes de que se instalen y de que estén conectados a tierra

h) Que la resistencia del conductor para puesta a tierra de los equipos de utilización, medida desde el chasis o envolvente del equipo hasta la terminal (espiga) para enchufar al contacto sea de 0.15 Ohms para fabricantes y de 0.5 Ohms en campo

i) Que los pisos conductivos tengan una resistencia promedio menor a 1,000,000 de Ohms y no inferior a un promedio de 25,000 Ohms

j) Que se mantenga la polaridad de las conexiones en los contactos y éstos sean físicamente integrados, demás de que la fuerza de retención de los conectores de línea y el de puesta tierra no sea menor a 115 gramos

k) Que se mantenga la continuidad eléctrica, entre el punto de puesta a tierra localizado en la vecindad del paciente con todas las partes metálicas expuestas de equipos e instalaciones y las terminales de conexión a tierra de los contactos instalados

l) Que el tablero del sistema eléctrico aislado y sus componentes, operen y proporcionen resultados de acuerdo a su diseño, con base en los manuales, instructivos y especificaciones técnicas de los fabricantes, cumpliendo con su instalación, operación, mantenimiento, ajustes y pruebas

m) El monitor de aislamiento de línea debe ser probado después de su instalación y antes de puesta en servicio, para esto, cada línea energizada del sistema eléctrico aislado debe conectarse a tierra sucesivamente, a través de una resistencia con valor de 200 por los Volts medidos entre las líneas del sistema aislado. Las alarmas de peligro audibles y visibles

Finalmente, es responsabilidad de la administración del hospital implantar y mantener un programa de pruebas regulares a los sistemas eléctricos aislados. Todo este conjunto de medidas están encaminadas a crear consciencia entre los ingenieros, instaladores y proyectistas acerca de las buenas prácticas de construcción o remodelación de un quirófano, ya que un sistema sin el mantenimiento adecuado está condenado a no cumplir con su propósito que, en este caso, es la protección de la vida humana.

¿Necesitas Más Información?

Contáctanos

Call Now Button